dijous, 4 de març de 2010

Posa'm un cuba-libre

Tengo para mis detractores y enemigo
estos versos que lleno de ternura.
Que lleno de ternura escribo para ellos
porque les agradezco
que en sus conciencias
hayan alojado un día mi sombra,
hayan intrigado contra mí
y contra mis versos, mi vida y mis amores.
Reconozco la utilidad de esas anónimas
llamadas telefónicas
con las que arruinaron
mis matrimonios arruinados
porque así volví de pronto a la vida,
a luchar por el amor auténtico,
así lloré sobre mis cuartillas
y escribí versos que después fueron libros.
Así sufrí, sentí dolor y soledad,
aprendí la lección del ser humano
y fue más intensa mi mirada al mundo.
Yo pagué mis intrigas
yo pagué nuestras amarguras
con la enorme felicidad de vivir,
vivir, vivir.
Agradezco también a ustedes que saquearon mis versos
y luego me detractaron en tontas reuniones literarias,
trataron de borrar mi nombre o de olvidarlo
pero, gracias
porque de la esencia del odio del poeta mediocre
los verdaderos poetas escriben la alegría
del acto amoroso que es siempre un buen poema.
Para mis íntimos enemigos
que me abrazan en lugares públicos,
en bares, fiestas, restaurantes
las alternativas de mi destino,
gracias porque por ustedes he conocido
la mentira en persona
y eso es un privilegio.
También, amigas mías,
os agradezco la promesa de amor eterno
porque duraron la eternidad que merecían.
En fin, convoco a todos
a que sigan así,
que esa es la vida que ustedes se trazaron
y por vuestra amargura desolada
esa región desértica
está pasando siempre mi felicidad.
¡Adelante y gracias!
Muchas gracias por estos otros versos
que mañana pagarán mis editores.

Raúl Rivero